Aunque lo ideal es comprar ropa que desde el principio se adapte perfectamente a nosotr@s, es posible que no siempre suceda así… y el día que estrenamos una prenda o un complemento nuevo, tarde un tiempo en adaptarse totalmente a nuestro cuerpo.
Tod@s hemos comprado zapatos que nada más ponerlos nos han apretado algo, a los pocos días ya se han ajustado a nuestro pie, y finalmente nos han quedado perfectos :) estrenar ropa nueva
¡OJO con el día en el que estrenais ropa!
Por ello, Reinicia tu Imagen os aconseja que si teneis una jornada laboral especial: una entrevista de trabajo, un viaje, una reunión, un evento… es preferible que ese día no estreneis, pues si alguna prenda os incomoda proyectareis incoscientemente esa “sensación negativa” a vuestros interlocutores, y percibirán un estado de malestar que no os beneficiará… más bien, todo lo contrario.
Os planteamos dos soluciones:
- O poneros prendas que ya hayais usado y con las que os encontréis cómod@s y elegantes.
- O poneros en casa varias veces la ropa que queráis estrenar ese día importante, para que se adapte correctamente a vuestro cuerpo y no os sintáis incómodos el día del estreno.
www.reiniciatuimagen.com