¿Sois conscientes de la cantidad de mensajes que proyectan los Directivos y los Comerciales de las empresas con su Imagen? La imagen es la primera expresión del lenguaje no verbal, y todos transmitimos más información de la que tal vez podamos imaginar.
¿Estais de acuerdo en que cada persona es diferente, y que por medio de la imagen también expresamos nuestra personalidad?
Tanto los Directivos como los comerciales deberían conjugar su propia línea de estilo, con los valores y filosofía de la empresa en la trabajan, y con su puesto de trabajo.
No hay que olvidar que cuando los clientes hablan con ellos, es como si hablaran con la Marca, por ello debe existir una coherencia entre el estilismo y actitud del individuo, y los mensajes que la empresa quiere transmitir. Será determinante también el sector para el que se trabaje, no es lo mismo trabajar en Banca, que en Moda, que en Construcción…
Basta con utilizar el sentido común, al igual que en nuestra vida diaria vestimos de manera diferente para ir a la compra, para salir a cenar, o para ir de Boda.. en el entorno laboral nos deberíamos adaptar a los valores que la empresa quiere transmitir.
Y si teneis en vuestras organizaciones alguna persona con poco “sentido común” en cuestiones de Imagen, siempre podeis acudir a un Consultor externo para que de manera diplomática, individualizada y confidencial le realice Coaching de Imagen.
Un Directivo o un comercial con una imagen poco adecuada, puede distorsionar el mensaje que la empresa quiere transmitir.
Es verdad que en el ámbito de la empresa es muy complicado y delicado decirle a un empleado (ya sea un director, un comercial,…) que debe mejorar su apariencia externa. Lo más recomendable para tratar este tema con profesionalidad y acierto, es acudir a una empresa especializada en asesoría de imagen. El empleado se mostrará mucho más receptivo ante un consultor externo experto en estos temas, que ante su jefe o ante algún compañero.